Mostrar
Mostrar
Fechas

Noticias

Actualidad

Diputación ayudará con casi 360.000 euros a controlar la calidad del agua para consumo humano en 202 localidades

18-10-2017 10 Octubre
$htmlUtil.escape($alt)

La Diputación de Cuenca va a ayudar con casi 360.000 euros a controlar la calidad del agua para consumo humano y el mantenimiento de los equipos de cloración de uso público y titularidad municipal de un total de 202 núcleos de población pertenecientes a 147 Ayuntamientos de la provincia, que son los que se han adherido a este servicio que va a poner en marcha por primera vez la institución  provincial, tal y como se ha publicado en la edición de hoy del Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Una cifra, en opinión del diputado de Fomento, Javier Parrilla, que viene a corroborar la excelente respuesta obtenida por esta iniciativa de la Diputación, que, según ha recordado, permitirá a los Ayuntamientos de la provincia a cumplir con esta competencia que tienen atribuida por ley; concretamente, por el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad de agua de consumo humano.

Y es que, según ha puntualizado Parrilla, los Consistorios tienen entre sus competencias el abastecimiento de agua. De ahí que éstos deban asegurarse de que el agua suministrada a la población, a través de cualquier red de distribución, sea apta para el consumo humano. Para ello, asumen una serie de responsabilidades como gestores de este recurso, entre las que se encuentran desde realizar el autocontrol, fijar los puntos de muestreo y registrar incidencias hasta asumir medidas correctoras y preventivas, pasando por el mantenimiento del abastecimiento y la formación necesaria del personal municipal.

Precisamente, con el objeto de poner en marcha esta nueva herramienta para los municipios, el próximo paso a adoptar por el Área de Fomento, Acción Territorial y Servicios será sacar a licitación la prestación de este servicio por un importe total de 710.217,80 euros, financiado al 50 por ciento entre la Diputación y los Ayuntamientos adheridos.

Importe éste que corresponde a la estimación inicial del coste de este servicio, incluida la cloración del agua, teniendo en cuenta cuestiones como el número de habitantes, la cantidad de análisis de autocontrol que la normativa exija que se realicen en cada municipio, su frecuencia ¿determinada por el número de vecinos-, el volumen de agua tratada, el volumen de los depósitos y el volumen de agua distribuida. Criterios por lo que dichos costes estimados oscilan entre los 2.094 euros (IVA no incluido) de localidades como Salmeroncillos de Arriba, Carrascosa de Haro, Las Rinconadas o Ribagorda a los 5.464,38 de Tébar, pasando por los 4.123,84 de Mota del Cuervo o los 3.763,43 de Belmonte y Huete.

En definitiva, próximamente los vecinos de un total de 208 núcleos de población van a tener garantizado por un periodo de un año la calidad del agua para consumo humano, así como el mantenimiento de sus equipos de cloración de uso público y titularidad municipal.