Mostrar
Mostrar

Historia

La Diputación

La Diputación de Cuenca se constituyó el 19 de abril de 1813 con solo siete diputados y tres suplentes por mandato de la Constitución de Cádiz, de 1812. Aunque debería haberse creado un año antes, la ocupación de la capital conquense por parte de las tropas francesas lo impidió y hubo que esperar a 1813. Ignacio Rodríguez de Fonseca fue su primer presidente.

En sus primeros años de vida su funcionamiento y constitución venía condicionada por los aires de la política nacional, hasta que en 1835 se consolidó definitivamente con la nueva división territorial por provincias que planteó Javier de Burgos y aprobó el Gobierno de España en 1833 al comienzo del reinado de Isabel II.

La falta de recursos económicos condicionó en buena parte sus inicios, que básicamente se limitaron a labores de beneficencia. Cuando comenzó a recaudar dinero de los ciudadanos a través de las contribuciones, fue desempeñando acciones más complejas, llegando a trazar un Plan de Carreteras en el año 1864 gracias al cual mejoró la comunicación entre la capital y los pueblos limítrofes. "Fue una de las tareas más importantes que llevó a cabo en ese primer periodo".

Poco a poco, la Diputación fue adquiriendo relevancia, siendo en el siglo XX el periodo en el que más competencias ha tenido en el territorio, siendo la administración intermedia entre el Estado y los municipios.

Con la llegada de las Comunidades Autónomas sus competencias propias se han visto orientadas a la atención y ayuda a los ayuntamientos para mantenimiento de servicios municipales, servicios mancomunados, mantenimiento de carreteras y caminos, e impulso a la promoción económica, cultura, deporte y turismo.

En la actualidad la Diputación la componen 25 diputados repartidos en 4 zonas o distritos: Tarancón (5 diputados), Cuenca (10), Motilla (5) y San Clemente (5).