Mostrar
Mostrar

Centro de Arte contemporáneo

Ubicaciones, sedes y museos

Centro de Arte Contemporáneo

Centro de Arte Contemporáneo

La idea de ceder todas sus colecciones y, en torno a ellas, organizar una serie de exposiciones y actividades, fue muy bien acogida por la Diputación Provincial de Cuenca, sensible conocedora del valor estético y literario de la obra donada, considerando oportuno la creación de una Fundación que llevara su nombre y mantuviera una estrecha colaboración con las actividades organizadas por el Departamento de Cultura de la referida Administración. El proyecto se hizo realidad, y en él sigue trabajando, con intensidad, Antonio Pérez, exponiendo, organizando, catalogando e incrementando los fondos cedidos, así como diseñando el resto de las actividades que organizará la Fundación.Faltaba encontrar la sede en la que, al menos la parte más emblemática -Puesto que los fondos son numerosos-, se pudiera exponer. Así la colección ha tenido la suerte de ocupar algunas de las estancias del antiguo Convento de las Carmelitas Descalzas. Estamos en un edificio convertido en convento en el s. XVII; fue comprado por las monjas Carmelitas a D. Fernando Ruiz de Alarcón, quien lo heredó del Canónigo Sebastián de Covarrubias -autor del primer diccionario de lengua castellana-. A lo largo de los siglos fue objeto de diversas remodelaciones, pasando en 1978 a manos de la Excma. Diputación Provincial. Posteriormente, en la década de los 80, este edificio fue rehabilitado y acondicionado, consecuencia directa de la aplicación de una serie de planes urbanísticos que han tenido como objetivo la recuperación del centro histórico de Cuenca, conservando, protegiendo y dinamizando el casco antiguo, la ciudad alta, que había quedado marginada una vez que la parte baja pasó a ser la zona funcional.

No cabe duda que este proyecto ha incrementado no sólo el dinamismo cultural de la ciudad, sino que ha revalorizado este edificio en el que arte antiguo, naturaleza y arte moderno viven en perfecto equilibrio, en constante dialéctica, a pesar de que,  como expresa el fundador, existia una difícil competencia entre ellos, pues Antonio Pérez afirma que él no cree en el arte moderno sin el arte antiguo y, por ello, en esos innumerables paseos de los que disfruta, ha encontrado sauras, chillidas, tapies, beuys y hasta picassos, pero nunca un Rembrandt ni un Velázquez.

L.FEITO, M. MILLARES, A. SAURA,
A. RÀFOLS CASAMADA, EQUIPO CRÓNICA,
L. GORDILLO, BONIFACIO,
J. HERNÁNDEZ PIJUAN, F.ZOBEL, A. ALCAIN,
G.TORNER, M. VALDÉS, E. ARROYO,
J.GUINOVART, R. CANOGAR, M. CAMPANO,
M. BARCELÓ, A. MOYA, S. VERA,
F. GARRIDO, C. ÁLVAREZ, J. PAGOLA,
O. LAGUNAS, SIMEÓN, L. MURO,
F. VERDUGO, GRAU SANTOS,
C. FERNÁNDEZ ARIAS, A, FRAILE, V. ROJO,
R. TORRES, R. BILBAO, A. KASSAD,
D. MOYA ...
A. WARHOL, TOPOR, P. ALECHINSKY,
W. TING, MICHAUX, V. ADAMI,
N. DE SAINT PHALLO, R. MATTA,
BRAN VAN VELDE, J. VOSS,
LUCEBERT ...