Saluda

Imagen Presidente

    

     Ante todo recibe un saludo cordial ahora que te adentras en esta página web en la que reflejamos parte del trabajo que día a día realizamos en esta casa, la casa de todos los ciudadanos de Cuenca. Tengo que reconocer que este detalle me llena de orgullo porque al presidir la Diputación provincial me siento representante de todos y cada uno de los ciudadanos de Cuenca. Un orgullo vano si no lo asumimos con la responsabilidad que eso implica: existimos para ser útiles, para servir a todos nuestros vecinos ayudando, tal y como encomienda a las diputaciones nuestra Constitución, a cada uno de nuestros municipios en la tarea de coordinar los servicios públicos de carácter local, poner en marcha y mantener aquellos que sean necesarios para garantizar las mismas prestaciones y oportunidades a todos los habitantes de la provincia, desde su capital a la más recóndita de sus pedanías.

      No os digo nada nuevo si subrayo que no es el mejor momento para asumir en primera persona esta misión. Nos está tocando vivir una crisis económica brutal que está poniendo en serio peligro, precisamente, todo el tejido asistencial y los servicios que tantos años nos han costado levantar y desarrollar. Esta crisis es el peor examen que nos podíamos imaginar para nuestra solidaridad. El peor enemigo que nos podíamos encontrar los que creemos que todas las personas se merecen el mismo trato y las mismas oportunidades. Algo de lo que sabemos y nos dolemos mucho en Cuenca, una provincia por la que, tradicionalmente, han pasado de puntillas otras administraciones cuando nos han sisado oportunidades de futuro a las que teníamos pleno derecho.

      Estoy convencido de que esta historia va a cambiar gracias al gobierno regional de María Dolores de Cospedal. Pero de la misma forma estoy convencido de que esa ayuda no va a ser suficiente. Somos nosotros los que tenemos que ganar el futuro para Cuenca. Necesitamos la ayuda y el esfuerzo de cada uno de los ciudadanos que amamos a esta provincia, para lograr el reto de vertebrar su territorio y frenar la despoblación. Necesitamos de la iniciativa, el empuje, el coraje y la imaginación de todos y cada uno de los conquenses para generar las oportunidades y condiciones necesarias para crear empleo.
     Este es el reto que te propongo. Conozco bien esta provincia y a sus gentes. Te aseguro que no somos menos que otros que ya lo han logrado y estoy convencido de que juntos podemos conseguirlo.

Benjamín Prieto Valencia
Presidente de la Diputación Provincial de Cuenca